Se necesita un ataque proactivo de dos frentes para aumentar las plaquetas